Cada 22 de abril se conmemora el Día Internacional de la Madre Tierra con el fin de crear conciencia acerca del Cambio Climático, los hábitos adecuados para mantener el planeta a salvo, así como el fomento de la cooperación internacional en cuanto a educación y concientización pública para el cuidado medioambiental y el desarrollo sostenible.

Madre T

Este año, se celebra el décimo aniversario del Día de la Madre Tierra y el noveno Diálogo sobre armonía con la naturaleza, un espacio de discusión interactivo que gira entorno al tema "La Madre tierra en la aplicación de la educación sobre el cambio climático", en donde se promueven medidas educativas de calidad para la toma de decisiones que combatan de manera urgente los impactos negativos que repercuten en el medio ambiente.

De esta manera, se establece que el objetivo principal de la conmemoración al planeta tierra, es movilizar a la población mundial a fin de impulsar conductas sostenibles, esto, para detener o retrasar los efectos del Cambio Climático, fenómeno que ha venido proliferando en los últimos años.

Es así, como dicho fenómeno representa una de las amenazas latentes para el desarrollo sostenible de la tierra, lo cual, es consecuencia de las prácticas insostenibles llevadas a cabo por el ser humano, como lo son, el arrojamiento indebido de basuras, el exceso de plástico que va a parar a los mares y ríos, el desperdicio de agua,  la contaminación del aire debido a los elementos contaminantes emitidos por automóviles de toda clase y el uso excesivo de productos “desechables”, entre otras acciones que ponen en riesgo el planeta que habitamos.

En ese sentido, las Naciones Unidas desarrollan la Convención Marco sobre el Cambio Climático, evento que, junto con el Acuerdo de París, apoyan el crecimiento de la cooperación internacional en cuanto a la labor educativa y la concientización de la sociedad sobre la situación actual de la tierra.

Como resultado, se espera inspirar a las distintas sociedades a reconsiderar el tipo de prácticas y estilos de vida que están llevando a cabo para convertirlas a conductas amigables con el medio ambiente y que aporten al desarrollo sostenible del planeta, como por ejemplo; separar las basuras, reciclar, apagar las luces, cerrar las llaves para ahorrar agua, usar transportes alternativos como la bicicleta o compartir transporte con otras personas para disminuir la producción de gases contaminantes, no arrojar ningún elemento al inodoro, evitar el uso de elementos plásticos y no arrojar residuos en las calles, entre otras, conductas para vivir en armonía con la naturaleza.

Asimismo, el 23 de septiembre del presente año, se celebrará la ‘Cumbre del Clima, la cual, pretende acelerar la implementación del Acuerdo de París y así empezar a tomar medidas drásticas para hacer frente al Cambio Climático.

¡ZOOM invita a adoptar las conductas de desarrollo sostenible necesarias para mantener con vida el planeta!