Desde la Facultad de Ingeniería de la Universitaria Agustiniana, UNIAGUSTINIANA, se gestó un proyecto durante el 2019, en miras de abarcar una problemática internacional que genera incertidumbre en el futuro del mundo; la seguridad alimentaria, reto que enfrentará el planeta para el año 2050, pues según la Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura, FAO, se espera que en 30 años la población mundial aumente en un 70% y por ende, la producción de alimentos tendrá que incrementar en un 50% al menos, acompañado de los cambios climáticos extremos, que para el mismo año, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, IPCC “La tierra enfrentará un incremento de al menos 2 °C lo que pondrá en peligro las tierras de cultivos”.

Estos fenómenos climáticos que ya la tierra empieza a sufrir, en Colombia se han hecho más incontrolables durante los últimos 10 años, especialmente en los cultivos que se ubican en páramos y cercanos, pues las heladas, fenómeno que ha llegado a afectar el 100 % de una variedad de cultivos, han generado pérdidas numerosas para los campesinos colombianos, llevando al país a una actividad de importación de productos que supera a la producción interna.

Teniendo en cuenta esta problemática, el docente Ricardo Andrés Fonseca Perdomo perteneciente al programa de Tecnología en Desarrollo de Software e Ingeniería de Telecomunicaciones como líder del proyecto en compañía de los docentes Julio Faenz Riz Gonzales y Daniel Felipe Peñarete, adscritos a los programas de Ingeniería Industrial e Ingeniería Mecatrónica respectivamente, iniciaron el proyecto denominado “Proyecto de Impacto Social y Tecnológico, para pequeños productores agrícolas de la sabana de Bogotá, afectados por el cambio climático”. El cual fue desarrollado durante el año 2020 en la finca “Los Manguitos” Ubicada en el municipio de Guasca – Cundinamarca, donde el propietario don Horacio Beltrán, puso a disposición sus tierras de cultivos y toda su colaboración y conocimientos para aportar la causa del proyecto.

Pese a las complicaciones debido a la pandemia ocasionada por el virus Covid - 19, se logró desarrollar un prototipo de un dispositivo capaz de medir y transmitir de forma inalámbrica las variables de temperatura y humedad de los cultivos, a un sistema de control que permite actuar en tiempo real, activando sistemas de riego eficiente (cuidando el recurso hídrico del planeta) para proteger los diferentes productos cultivados de las bajas temperaturas o heladas.

El sistema además cuenta con un servidor web y de base de datos que permite tomar registro de las variables, para así tener una trazabilidad que permita comprender y antelarse al comportamiento climático del sector. El sistema cuenta con una aplicación que permite modificar los parámetros de control (set point), así como la visualización gráfica del comportamiento en el tiempo de las variables medidas, de esta manera el sistema se adapta a diferentes condiciones climáticas y productos cultivados, siendo cada vez más preciso y mediante la alimentación de la información y el acceso de expertos en agricultura y climatología, puedan aportar al crecimiento de los campesinos colombianos, evitando que sus cultivos sean víctimas de los desmanes del clima.

En el 2021 continuando con la línea de investigación y proyección social y teniendo en cuenta los resultados y necesidades de los agricultores reflejados en la propuesta del 2020, los ingenieros Julio Faenz Ruiz como colíder y Ricardo Andrés Fonseca Perdomo como líder, proponen una segunda etapa enfocada a suplir la carencia de un buen sistema y técnicas para la comercialización y distribución de productos cosechados. El proyecto tiene como nombre “Proyecto de Impacto Social y Tecnológico, para el diseño de un sistema ERP que optimice la cadena de abastecimiento y comercialización de los productos de pequeños agricultores del municipio de Guasca y sabana occidente de Bogotá, una vez superada la pandemia del Covid - 19”.

Se espera que para el año 2022 el sistema pueda evolucionar con un valor asequible para un gran número de campesinos, acompañado de un servicio adicional en el riego para administrar el suministro de químicos para los cultivos. También se busca que en la plataforma web se logre crear un espacio de comercialización de los productos de los campesinos para mitigar las actuales falencias de la cadena de valor del país, incentivando a los consumidores a comprar directamente “Desde la finca a la puerta de su casa”.

Fuente: Un proyecto que beneficia a los productores y agricultores de Guasca y la sabana de Bogotá | Universidad Agustiniana (uniagustiniana.edu.co)